logo
Main Page Sitemap

Juego de maquinita de pikachus


Unas hojas que ahora McIlroy guarda como un tesoro.
De las manos de Seve a las manos de McIlroy.
Tan seguro está alguno que McIlroy tiene el triunfo en el Británico en sus dedos que dos personas se han jugado.000 euros cada una en una casa de apuestas a favor del norirlandés (si gana, cada uno se llevaría más de 180.000 euros).
Si repite la exhibición de hace un mes, el Open Británico que hoy (de.00.00 en Canal Golf) comienza en el Royal Saint George de Sandwich, al este de Londres, será otra vez una pelea por el segundo puesto.Ya podemos hablar de ganar el segundo dice confiado el chico.Tiene un swing que podría decirse perfecto, confianza en su juego, mucha tranquilidad y el desahogo de haber ganado ya su primer grande.Me he quitado un gran peso de encima.Todos los corazones, sin embargo, recuerdan a Severiano Ballesteros, el hombre que enamoró a todos los aficionados británicos y cuya muerte, en mayo pasado, dibujó una pequeña cicatriz en el alma del Open Británico.Los nostálgicos recuerdan los mejores golpes de Ballesteros, su imaginación para el golf, y quieren, desean, ver el rastro de aquellos momentos únicos en el talento del norirlandés.Woods dominó el golf como nadie.Severiano Ballesteros siempre será recordado casinos en reno como un genio.El chico norirlandés tiene los pies en la tierra, sigue jugando con su padre y da poca importancia a que la organización no vaya a recogerle, por descuido, al aeropuerto."Soy el tipo de persona al que le gusta que le miren jugar dice el norirlandés."Antes todos me preguntaban cuándo ganaría el primero.Cuando conoce tal inversión por él, el jugador se queda tan pancho.Todos los ojos están puestos en qué hará el pequeño mago norirlandés.Ahora todos miran a McIlroy.El torneo donará parte de sus ganancias por mercadotecnia a la Fundación de Seve, y ha abierto un libro para que los jugadores escriban sus dedicatorias al español, que regalarán a su familia.Todas las portadas, todas las miradas, son para Rory McIlroy, el chico de 22 años que tiene encandilado al mundo del golf después de su bestial triunfo en el Abierto de Estados Unidos, su primer grande.




Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 2011.VXmVuYyYnhhI, pagina web: m redes sociales: m/DominikFarias m/SoyDominikOficial aQUÍ finaliza EL post saludoodos."Soy el tipo de persona al que le gusta que le miren jugar asegura, consciente de que la multitud que antes perseguía a Tiger, baja por lesión en el Open, ahora va a por.MÁS informaciÓN, la revista oficial del Open le honra con una cita del Quijote de Cervantes, pues así, en España y en Inglaterra, era visto Ballesteros, un quijote contra gigantes, "un hombre lleno de cicatrices que gastó sus últimas onzas de fuerza para llegar.Hola a todos primero que nada quiero decirles que un usuario me pidió ayuda para crecer en así que hago este post con su contenido link: m/watch?Después de años de dominio robótico de Tiger Woods, una maquinita jugando al golf, un autómata raramente apasionado e imprevisible, McIlroy supone una deliciosa vuelta al pasado.Ahora ya lo tengo.De ahí que el mismo Seve, seguramente emocionado por verse reflejado en ese niño, mandara varias cartas a Rory cuando este ganó sus primeros torneos.El pasillo que da entrada al campo está vestido con la secuencia de imágenes que hizo eterno al cántabro, ese puño de rabia para celebrar su victoria de 1984, una de sus tres coronas en las islas.El impacto de este chico en el golf recuerda al de Tiger tras el Masters de 1997.La tela que cubre las gradas también rememora su silueta y su nombre como en un epitafio.Entra en EL PAÍS.#16 May 19th Greg Brown of m Michael Shackleford of m Greg paid us his monthly visit.


Sitemap